/**/
Escudo de la República de Colombia

El profesor Daniel Gerardo Cayón Salinas, de la U.N. Sede Palmira, fue uno de los investigadores que se “craneó” la tecnología de altas densidades de siembra de plátano, que incrementa en un 40 % el rendimiento del cultivo de los pequeños productores y que se utiliza en Colombia y en otros países de Latinoamérica y el Caribe

Además de dicha contribución mundial a la forma de cultivar plátano realizada por el ingeniero agrónomo Cayón y otros expertos del Grupo Interdisciplinario de Investigación de Plátano –conformado por investigadores del ICA y Corpoica–, el docente de la U.N. Sede Palmira diseñó la técnica de embolso con polietileno de color verde, que aumenta un 15 % el peso del racimo de Dominico-Hartón y produce frutos de mejor calidad.

Otros estudios suyos sobre fisiología también han permitido caracterizar en detalle el ciclo vegetativo y reproductivo del plátano, la fotosíntesis y transpiración, para estimar el desempeño productivo de las plantaciones.

De igual manera ha indagado ampliamente en las características genéticas de la Colección Colombiana de Musáceas (plátanos y bananos).

La extensa lista de los aportes realizados por el profesor Cayón Salinas durante sus 45 años de carrera fue el motivo por el que su trayectoria fue reconocida en Miami, durante el XXII Congreso Internacional de la Asociación para la Cooperación en la Investigación y el Desarrollo Integral de Musáceas (Acorbat), integrada por los países de mayor producción de plátano y banano.

El plátano se cultiva en más de 120 países de los trópicos húmedos, donde se constituye como un alimento básico para cerca de 400 millones de personas y genera más de 20 millones de empleos.

En ese contexto, el ingeniero agrónomo señala que Colombia es el mayor productor mundial, pero acá la mayoría de cultivadores son pequeños agricultores que trabajan con técnicas tradicionales ancestrales que impiden la expresión de todo el potencial productivo de la planta.

Por eso “era necesario desarrollar investigación autóctona para superar esta brecha tecnológica”, afirma el docente, para quien el reconocimiento hecho por Acorbat destaca el importante papel que cumple la comunidad científica colombiana.

Formando talento humano experto en plátano

Otra de las facetas del profesor Cayón reconocida en Miami es la de académico. De hecho, desde su vinculación a la U.N. hace 15 años no solo ha aportado a la formación de las nuevas generaciones de ingenieros agrónomos del país, sino que también contribuyó a la creación de la Maestría en Ciencias Agrarias - Línea Cultivos Perennes Industriales, en la U.N. Sede Bogotá, y lidera las cátedras: Producción de Banano y Plátano; Producción de Palma de Aceite, y Cultivos Perennes Industriales.

Según el docente, “la formación del talento humano en banano y plátano por medio de las cátedras universitarias es fundamental para garantizar la asistencia técnica de calidad a los productores. Esto asegura el manejo agronómico adecuado de las plantaciones y el incremento significativo de la productividad nacional”.

Finalmente es importante mencionar que el ingeniero agrónomo Cayón Salinas es autor y coautor de 154 artículos científicos y técnicos publicados en revistas nacionales e internacionales, y en la actualidad es candidato a doctor en Fisiología de Cultivos de la U.N. Sede de Palmira.

Aunque ahora está analizando los datos generados por los experimentos, anuncia que su investigación “Inducción y desarrollo de frutos con polinización y hormonas en híbridos OxG de palma de aceite (Elaeis oleifera Kunth Cortes x Elaeis guineensis Jacq.)” tiene como objetivo determinar el efecto de dosis de polen y hormonas en la inducción de la partenocarpia (generación de frutos sin fecundación ni formación de semillas), desarrollo de los frutos y producción potencial de aceite en híbridos OxG, la nueva generación de materiales genéticos de palma de aceite producidos por los laboratorios de semillas de las empresas palmicultoras de Colombia.

Tomado de Agencia de Noticias UN.