Escudo de la República de Colombia

La U.N. Sede Palmira se prepara para su revolución digital

Agricultura de precisión, minería de datos y mejoras en la infraestructura son algunos puntos de la agenda para la transformación tecnológica de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira.

  • csm AgenciaNoticias 20181002-01 0ef972183f
  • csm AgenciaNoticias 20181002-02 9b598c26f3
  • csm AgenciaNoticias 20181002-03 d8dc25f74b
  • csm AgenciaNoticias 20181002-04 14ebd6f6dc
  • csm AgenciaNoticias 20181002-05 8a1ce479fc
  • csm AgenciaNoticias 20181002-01 0ef972183f
  • csm AgenciaNoticias 20181002-02 9b598c26f3
  • csm AgenciaNoticias 20181002-03 d8dc25f74b
  • csm AgenciaNoticias 20181002-04 14ebd6f6dc
  • csm AgenciaNoticias 20181002-05 8a1ce479fc

Esta es parte de la estrategia contemplada por directivos, investigadores, profesores y líderes de la comunidad de la U.N. Sede Palmira, alrededor del proyecto “Transformación Digital UN 2030” planteado por la Rectora de la Institución, profesora Dolly Montoya Castaño. 

Los tres componentes a abordar en el corto plazo son los cambios en la cultura organizacional en torno a las nuevas tecnologías; la integración de las funciones misionales de docencia, investigación y extensión, y la construcción de un sistema de vigilancia e inteligencia que permita buscar de manera permanente las tendencias para mantener la Sede a la vanguardia. 

“Queremos trabajar en una gran base de datos nacional y de Sede que nos proporcione información en tiempo real para tomar decisiones. Por ejemplo, que cuando busquemos sobre las investigaciones que se han adelantado con los recursos de la Estampilla Pro Universidad del Valle (que también financian a la U.N. Sede Palmira), o sobre los factores limitantes para el desarrollo de un cultivo, encontremos datos de manera inmediata”, sostiene el vicerrector, Jaime Eduardo Muñoz. 

En el mediano plazo quedaron, bajo el soporte de la transformación digital, la articulación territorial, los procesos de innovación y emprendimiento y el liderazgo en la participación en políticas públicas. A largo plazo se plantea avanzar en el modelo de gestión de la organización y la incorporación de la Cuarta Revolución Industrial, en el que confluyen tecnologías digitales, físicas y biológicas en áreas como la robótica o la inteligencia artificial. 

Cambios en tres baluartes 

El ingeniero industrial Jorge Restrepo, de la U.N. Sede Medellín, quien dictó una conferencia de capacitación en la jornada, asegura que a la transformación digital no se llega solo a través de mejoras en la tecnología, sino que se requiere de la convergencia de cambios en tres baluartes principales: las personas que componen la Institución; la Institución en sí misma, desde sus sistemas, procesos, proyecciones y trámites, y la incorporación de dichas tecnologías. 

Sobre los cambios en las personas, el experto afirma que toda revolución industrial genera y desplaza algunos empleos, ante la automatización de procesos. “En el camino surgen nuevas profesiones y oficios como es el caso de los científicos de datos o diseñadores de bots. El papel de la Universidad, entonces, es generar talento alrededor de esas nuevas tendencias”, afirma. 

Por su parte, el vicerrector Muñoz asegura que para mantener el carácter de la Universidad como generadora de empleo ante la incorporación de tecnologías, “se trabaja en la promoción de aprendizajes en la resolución de problemas a los que no se puede responder de manera exclusivamente mecánica”.

Como ejemplo de tales aprendizajes expone la necesidad de avanzar en actividades de uso eficiente del agua y la energía en un campus verde como el de la U.N. Sede Palmira, en el que las condiciones son menos controladas que en espacios en los que predominan construcciones de concreto. 

Así mismo el directivo destaca el compromiso de formar profesionales con capacidad para operar –por medio de tecnologías– el manejo de áreas específicas de cultivos, según los requerimientos puntuales, bajo un esquema de agricultura de precisión, entre otras especialidades. 

Con respecto a la incorporación de tecnología, el profesor John William Branch, del grupo de trabajo del proyecto “Transformación digital UN 2030”, afirma que una de las reformas esenciales que se verán en los próximos 12 años en la U.N. Sede Palmira tiene que ver con la infraestructura física del campus. 

“Se buscará optimizar el servicio en la administración y el mantenimiento del campus, cuyas características lo hacen complejo en el día a día. Temas como la iluminación pública y el manejo de residuos sólidos se verán técnica y tecnológicamente influenciados por las innovaciones”, afirma.

Noticia tomada de Agencia de Noticias UN.

Visto 30 veces