Escudo de la República de Colombia

Guía para realizar proyectos creativos de 60 niñas de Tumaco

Crear una aplicación, publicar sus escritos o hacer un viaje corto son algunos de los proyectos de corto, mediano y largo plazo que las menores podrían empezar a desarrollar con ayuda de la guía ilustrada El tiempo de las niñas.

  • csm AgenciaNoticias 20181031-01 02 c28b20fc49
  • csm AgenciaNoticias 20181031-02 02 f0af711314
  • csm AgenciaNoticias 20181031-03 02 cb4c0d9bed
  • csm AgenciaNoticias 20181031-04 02 03c3fb313d
  • csm AgenciaNoticias 20181031-05 02 72d4dc8c6c
  • csm AgenciaNoticias 20181031-01 02 c28b20fc49
  • csm AgenciaNoticias 20181031-02 02 f0af711314
  • csm AgenciaNoticias 20181031-03 02 cb4c0d9bed
  • csm AgenciaNoticias 20181031-04 02 03c3fb313d
  • csm AgenciaNoticias 20181031-05 02 72d4dc8c6c

Con esta herramienta se busca rescatar el valor del tiempo libre de las jóvenes, más allá de sus obligaciones cotidianas, como un espacio para el reconocimiento de las habilidades y los saberes propios en la formulación de diferentes proyectos.

Así lo asegura Iván Álvarez, estudiante de Diseño Gráfico de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), del equipo que adelanta el proyecto. “Se trata de empezar con acciones que quizás las niñas no harían con alguien ni para alguien”, subraya. De ahí que la guía, ilustrada por Lorena Alvarez, egresada de Diseño Gráfico de la U.N., inicia con preguntas como: ¿qué harías si tuvieras una hora para ti sola, un día completo, un fin de semana o todo un año?

La publicación, que las jóvenes de la Institución Educativa Misional Santa Teresita han abordado por medio de una serie de talleres didácticos, permite identificar el plan para concretar el proyecto, revisar los objetivos, pensar en las personas que podrían ayudarles y decidir los materiales, herramientas y conocimientos necesarios.

En el proceso, que cumple alrededor de dos años, las jóvenes también se cuestionan acerca del papel de las tecnologías en sus proyectos y establecen los plazos en que trabajarían en estos.

Leidy Solano, estudiante de décimo grado, plantea terminar de escribir su novela Traición, acerca del amor en medio de un mundo paranormal. “En el tiempo a solas aprendemos lo que nos gusta hacer y lo diferenciamos de aquello que hacemos solo porque a otras personas les gusta o les parece que está bien”, afirma.

Algunas de sus compañeras planean crear una aplicación para promover la lectura, diseñar una línea de moda o hacer una exposición con las fotografías de naturaleza que guardan en su celular, entre otras propuestas.

“El diseño gráfico también puede tener una función social y de generación de conocimiento. La idea de productos como la guía es ofrecer imágenes y textos con los que ellas puedan trabajar sus proyectos”, declara el estudiante Álvarez, y agrega que el equipo también acompañará la ejecución de los planes.

Minirresidencia en la capital

Como parte del proyecto, 35 de las jóvenes participantes, tres madres, un padre y un profesor del colegio visitaron Bogotá durante nueve días. En esta “minirresidencia” las estudiantes conocieron sitios históricos de la capital, presenciaron algunas de las manifestaciones culturales y visitaron la Sede Bogotá de la U.N.

En cada una de las facultades se habían preparado talleres para ellas con el fin de que conocieran los diferentes programas y las posibilidades de las personas que estudian en la Universidad.

Para financiar el viaje se contó con recursos de la U.N. Sede Tumaco, y además las madres, padres, profesores y profesoras del colegio llevaron a cabo actividades como la preparación y venta de tamales, con el objetivo de que las participantes estuvieran en contacto con diferentes alternativas de desarrollo profesional y cultural.

“Se trata de integrar los mundos académicos en el imaginario de las niñas pero también de conocerlas, de reconocer todo lo que tienen en común con nosotras y de facilitar espacios en los que puedan hablar con voz propia sobre sus intereses y proyectos personales”, explica Zenaida Osorio, profesora de la U.N.

Según Luis Medardo Coral, profesor del colegio que lideró el proceso, 108 estudiantes de esa institución educativa presentaron el examen de admisión a la U.N. para el primer semestre de 2019, de las cuales 25 fueron admitidas.

Voltear la espalda

Este trabajo forma parte del proyecto más amplio “Voltear la espalda”, adelantado por las facultades de Artes y Ciencias para generar información sobre las dinámicas contemporáneas que se experimentan en la cultura de Tumaco y del Pacífico colombiano.

“Buscamos que esta información no esté subordinada a las agendas periodísticas, académicas ni de entretenimiento que asocian el Pacífico colombiano solo con temas del posconflicto”, declara la profesora Osorio.

Estas intervenciones se adelantan en el marco de los Espacios de Re-conocimiento para la Paz que desarrolla la U.N. en Tumaco y otras zonas del país.

Tomado de Agencia de Noticias UN.

 

Visto 7 veces Modificado por última vez en Jueves, 08 Noviembre 2018 13:49