Escudo de la República de Colombia

Estudiantes de la UNAL Tumaco se proyectan como líderes de su región

El empeño y la dedicación de los estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Tumaco los han llevado a formarse como líderes y grandes profesionales, cuya meta es sacar adelante a su región.

  • csm 1 5ab00b e157582333
  • csm 2 897050 6dbe765d00
  • csm 3 09bc2b f00288543d
  • csm 4 e701fd 29a9a7a584
  • csm 5 9a8e73 2bfaa731ef

 

Así quedó consignado en el conversatorio “El papel de los jóvenes universitarios de la sociedad tumaqueña en el marco de la situación actual”, en el que participaron directivos, estudiantes e invitados especiales, y en el cual también se resaltó su labor de adaptación, apoyo y esfuerzo en medio de la actual crisis sanitaria.

En el evento, moderado por la profesora Melba Libia Cárdenas, directora de Relaciones Exteriores (DRE) de la UNAL, participaron la profesora Dolly Montoya Castaño, rectora de la UNAL; el señor Jeroen Roodenburg, embajador en Colombia del Reino Unido de los Países Bajos; la profesora Amanda Lucía Mora, directora de la UNAL Sede Tumaco; Zoran Lazic, representante de la agencia empresarial neerlandesa responsable del proyecto ORIO Tumaco-Pacífico Campus; Néstor Alexander Salazar, representante estudiantil suplente de la Sede, además de otros estudiantes invitados.

Al calor de un buen café, acompañado con chontaduro, la Rectora Montoya destacó el acompañamiento de los Países Bajos, y en especial la sensibilidad del señor embajador Roodenburg, quien ha apoyado todo el proceso de la Sede Tumaco.

“Los Países Bajos han sido sensibles a esta labor y al conflicto en Colombia, y han enfocado todo su esfuerzo a que podamos tener un país en paz; y la educación, como todos sabemos, es una condición indispensable para que podamos ser mucho más equitativos y tener un país que realmente haya pasado la página de la guerra”, señaló la Rectora.

Por su parte el embajador Roodenburg también se refirió de manera muy positiva al desempeño de los jóvenes estudiantes tumaqueños: “quedé impresionado por su inspiración, su voluntad, su energía para cambiar la dinámica de su propia vida y la de su familia, pero también de la región”, dijo.

Al respecto, señaló que el apoyo a la Sede Tumaco ha sido uno de los proyectos que más destaca entre las contribuciones de su país, pues representa lo que es la educación para todos, y que ahora, en medio de la crisis, se debía escuchar lo que los jóvenes tenían por decir sobre cómo estaban enfrentando la situación.

Al respecto, la profesora Mora señaló que “desde aquí se ha priorizado el respeto, la salvaguarda de la vida, la dignidad humana y la solidaridad sobre todas las cosas”. Por ello se han desarrollado diferentes actividades en pro de la prevención del contagio sin dejar de lado el desarrollo de sus objetivos académicos.

Esto ha significado diversos retos tanto para los docentes como para los estudiantes, pero, una vez más, la fuerza de voluntad de la comunidad ha hecho que sea posible. En este contexto, la UNAL Sede Tumaco ha dispuesto de canales para proporcionar el acompañamiento psicológico.

El estudiante Salazar habló de las problemáticas y retos actuales: “los estudiantes estamos atravesando por una crisis muy delicada en la que es difícil tanto para nosotros como para los profesores, pero nos hemos encargado de continuar con el proceso que llevamos, aunque ha sido complicado”, dijo.

Solidaridad y apoyo

Los estudiantes se han enfocado en dos temas fundamentales: la solidaridad académica y el apoyo moral. La primera consiste en ayudar a aquellos compañeros que no tienen acceso a internet, y que por ende no pueden recibir los trabajos, descargar videos ni cumplir con las exigencias académicas de manera eficaz.

Además se enfrentan a la falta de tiempo, ya que por la crisis algunos han tenido que realizar actividades laborales para ayudar con el sostenimiento económico de sus familias.

“El apoyo moral –fundamental para que muchos universitarios no cancelen materias o deserten– es preocuparnos por los compañeros que a veces sienten que no pueden seguir, estamos apoyándonos, diciéndonos que sí se puede continuar”, manifestó el estudiante Salazar.

Otras actividades que han realizado los universitarios tumaqueños se han enfocado en la labor social, llevando ayudas a diferentes sectores, socializando buenas prácticas de autocuidado, e incluso ideando proyectos para la comunidad.

Resiliencia y emprendimiento

Al respecto, el embajador Roodenburg manifestó que estos jóvenes “ya están mostrando no solo una resiliencia sino un liderazgo y voluntad de emprendimiento”.

En ese mismo sentido, la Rectora Montoya, quien se mostró muy conmovida por la declaración del embajador, señaló que “Tumaco y la región tendrán en ellos a los mejores líderes”.

Sin embargo, también se dejó en claro que la crisis económica golpea fuertemente a esta región, lo que amenaza las posibilidades para que los estudiantes puedan continuar con su proceso educativo.

La comunidad académica necesita apoyo en diversos aspectos para que aquellos jóvenes que luchan por ser líderes puedan continuar con su proceso formativo, se dijo en el conversatorio.

La Sede Tumaco de la UNAL es ahora ejemplo de perseverancia y cooperación, pues la suma de esfuerzos entre docentes, directivas, administrativos, estudiantes y aliados internacionales ha hecho posible llevar la educación a poblaciones vulnerables.

 

Tomado de Agencia de Noticias UNAL.

 

 

 

Visto 139 veces Modificado por última vez en Miércoles, 22 Julio 2020 23:16