Escudo de la República de Colombia
Miércoles, 30 Septiembre 2020 03:24

Transformar la sociedad desde la docencia: el proyecto de vida de Alejandro Pérez y Soto

Es el primer economista en su familia, pero no el primer maestro. Proviene de familia de educadores y él no fue la excepción: es profesor del departamento de Ciencias Sociales de la Facultad de Ingeniería y Administración de la Universidad Nacional de Colombia – Sede Palmira (UNAL Palmira), y considera que, desde su vocación y ejercicio docente, puede aportar en  procesos de transformación de vidas, de territorios y de sociedad. 

  • Alejandro Perez 1
  • Alejandro Perez 2

 

Alejandro Pérez y Soto Domínguez se formó como economista en la Universidad del Valle pensando, desde muy joven, en causar un impacto en la transformación social del país desde las ciencias sociales. Desde que cursaba sus estudios de pregrado tuvo la certeza de que le gustaba la enseñanza, y participó como monitor de varias asignaturas. Al terminar su carrera decidió que quería seguir ese camino, e inició su búsqueda de becas para estudiar un posgrado.

Así inicia su viaje al viejo continente para cursar su maestría en Economía de la Escuela Austriaca, en la Universidad Rey Juan Carlos, apoyado por una beca de la AUIP (Asociación Universitaria Iberoamericana de Postgrado). En la misma universidad, ubicada en la ciudad de Madrid, España, cursa su doctorado en Economía. Su tesis doctoral obtuvo la mención Cum Laude, distinción aplicable a los doctorados que consiguen una calificación Sobresaliente por parte de los jurados.

“En mi formación académica he ido fortaleciendo y robusteciendo el trabajo que realicé desde el pregrado, y la Escuela Austriaca me llevó a una reflexión bastante profunda en mi trabajo de investigación”, cuenta el profesor Pérez y Soto. Actualmente está a la espera de la defensa de su tesis para terminar su doctorado en Filosofía en la Universidad de Almería.

Alejandro regresa al país hacia el 2014, después de varios años en España, con la intención de contribuir a la construcción de país, y ejerce su actividad docente en diferentes universidades del sector privado.

En 2018 llega a la UNAL Palmira, y menciona que siempre había tenido el sueño de trabajar con la Universidad Nacional de Colombia, así que al ser seleccionado entre tantos postulantes del concurso, no lo podía creer. “El día que supe que había entrado a la UNAL ha sido uno de los más felices de mi vida, así como los estudiantes que dicen que uno de sus días más felices de sus vidas es cuando les dicen que son bienvenidos a la UNAL, así me sentí ”, expresa con entusiasmo el profesor.

En la UNAL Palmira dicta cuatro asignaturas: historia económica, política y social de Colombia y economía ambiental y modelos de desarrollo económico, en pregrado, y en maestría enseña economía empresarial. En la primera, el profesor explica que se aborda la historia reciente de Colombia, desde la vida republicana del país, y con los estudiantes se plantea un análisis crítico de la historia desde las diferentes visiones, en donde la economía es de gran importancia, pero que también lleva a un acercamiento crítico hacia los procesos sociales en el país.

Por su parte, en economía ambiental, se abordan dos componentes: uno técnico, en donde ven los elementos básicos de economía, y el otro aplicado, en donde ven cómo se utilizan esas metodologías en economía para hacer análisis ambientales, en temas como la contaminación, uso de recursos naturales, problema de la propiedad, entre otros.

En modelos de desarrollo económico, el profesor Pérez y Soto enseña cuál es el acercamiento que se puede hacer hacia el desarrollo económico, pues hay distintas propuestas para desarrollar un país, y cada uno toma diferentes alternativas. “Es interesante porque logramos ver el salto que ha dado el país y la humanidad en distintos aspectos, y que obedece a revoluciones en los sistemas productivos, económicos, de salud, y demás”, explica el docente.

Finalmente, en economía empresarial, realizan un análisis de la empresa desde las distintas escuelas de economía, y hacen una revisión de cómo empresa y empresario son la célula básica de la organización en términos económicos, pues desde sus actividades movilizan los recursos hacia las necesidades de las personas.

Relación profesor – alumno: importante para la transformación social

Alejandro menciona que aunque ha trabajado varios años en docencia universitaria, el enfoque en la UNAL es muy distinto, pues esta Alma mater constituye el proyecto colectivo de nación. El docente reflexiona sobre las realidades que se están impactando, pues tiene estudiantes en Leticia, Arauca, Tumaco, Mitú y muchos otros territorios del país.

“A veces uno dicta lo que para uno es una simple clase pero realmente uno está, de manera indirecta, transformando la vida de tantas familias, de tantos territorios y tantas maneras de pensar y ver el mundo. Eso es lo más increíble de la Universidad Nacional, que sí somos el proyecto colectivo más importante de la nación porque es un proyecto alrededor del conocimiento y la creación de información a gran escala”, expresa.

El profesor manifiesta que la UNAL es un ejemplo de que las cosas se pueden hacer bien, y que las instituciones del Estado tienen un papel fundamental en la sociedad, y que si bien hay muchas carencias y mucho retos, también se han alcanzado muchos logros en poco más de siglo y medio que lleva la Universidad en el país, promoviendo el pensamiento independiente y las libertades individuales, como lo ha hecho desde su origen.

Frente a su relación con sus alumnos, explica que siempre trata de ser cercano, de hacerlos reflexionar y enfrentarlos con sus prejuicios sin contagiarlos de los suyos, pues su interés es fomentar una actitud crítica. Para él, el profesor debe ser un facilitador del pensamiento independiente, y que si bien se dicta un contenido, este debe ser una excusa para la formación del pensamiento crítico en el estudiante, y que este tenga la capacidad de crear distintas lecturas del mundo.

“Me gusta propiciar en los estudiantes un pensamiento en que se pueda dudar razonablemente de muchas cosas y a partir de la duda plantear diferentes descubrimientos”, agrega.

De la UNAL Palmira el profesor resalta lo maravilloso de su campus verde, y la relación cercana y colaborativa que existe entre la comunidad universitaria: los docentes, estudiantes y administrativos, y lo acogido que se ha sentido desde su llegada.

Por su parte, entre sus propósitos personales destaca que su plan es siempre seguir estudiando y capacitándose, pues considera que el deber del docente es nunca dejar de ser estudiante. “La docencia es un proyecto de vida, una vocación, así como los sacerdotes tienen su vocación, nosotros tenemos la nuestra hacia el conocimiento y nuestros estudiantes, y es la razón de ser maestro para aportar a la sociedad”, finaliza académico.

 

Escrito por: Thalia Yumbla

Visto 943 veces Modificado por última vez en Miércoles, 30 Septiembre 2020 03:32