Escudo de la República de Colombia
Lunes, 18 Junio 2018 06:58

Formulan plan de acción para salvar humedales en Palmira

Los humedales Guadualito, Alisal y Guaguyá son afectados por factores como la escorrentía de agroquímicos utilizados en la producción de caña de azúcar e intervenciones en áreas cercanas a los cuerpos de agua.

  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-01 004fabcaa2
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-02 7e8416b2eb
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-03 8abd7453f5
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-04 2960e9e4d2
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-05 3730b22c6e
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-01 004fabcaa2
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-02 7e8416b2eb
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-03 8abd7453f5
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-04 2960e9e4d2
  • csm AgenciaDeNoticias-20180523-05 3730b22c6e

Así lo asegura la estudiante Melannie Valbuena, de ingeniería ambiental de la Universidad Nacional de Colombia (UN) Sede Palmira, quien, junto con un grupo de 24 compañeros de la asignatura de Estudios de Impacto Ambiental, realizó el diagnóstico de las actividades humanas que reducen los servicios ecosistémicos en estos recursos naturales. 

Con base en ese estudio inicial, el equipo investigador recomienda, entre otras acciones, controlar especies invasoras y delimitar la zona de protección en colaboración con propietarios de cultivos de caña de azúcar.

Un problema inicial radica en que algunos propietarios no consideran estos ecosistemas como humedales, por la forma del espejo de agua y porque llegan a secarse cuando no se presentan temporadas de lluvias. Sin embargo, según el grupo de estudio, estos espacios albergan biodiversidad de fauna y flora, regulan ciclos hidrológicos y pueden ser aprovechados para actividades turísticas y de recreación.

Por otro lado, como el sistema de tratamiento de aguas residuales del corregimiento de La Acequia lleva 15 años sin funcionar, las descargas de dicha población llegan al humedal Guaguyá.

A esta situación se suma el vertimiento de residuos de la actividad cañera, que provoca un exceso de carga orgánica y la disminución de oxígeno disuelto en los tres humedales, señala la estudiante.

En Guadualito esto produjo un aumento descontrolado del jacinto de agua, también conocido como buchón, una especie invasora.

Según el estudio, la alteración del equilibrio en estos cuerpos de agua reduce su capacidad para albergar vida acuática.

Plan de acción

En una matriz de Leopold –método para evaluar causas e impactos de la intervención en un entorno natural– se determinaron los aspectos prioritarios a abordar, como degradación del paisaje, la delimitación de las zonas de protección, seguimiento a procesos de conservación y potencialización de servicios ecosistémicos.

Los resultados mostraron que en el humedal Guadualito había, por la gravedad de la problemática, un 84,75 % de aspectos analizados a priorizar; en Alisal, un 92,24 %, y en Guaguyá un 85,32 %.

A partir de estos indicadores se formuló la implementación de medidas como parte de un plan de acción. En primer lugar, se propone que la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) y la Alcaldía de Palmira avancen en la delimitación de los humedales y sus zonas de protección, en los estudios para el manejo de vertimientos, control de especies invasoras, valoración del estado de prestación de servicios ecosistémicos y el inventario de fauna y flora.

Por su parte, los propietarios de los predios en donde se encuentran los humedales trabajarían en alianza con las instituciones y se acogerían al plan de manejo de vertimientos.

“Trabajar en la recuperación de los humedales significaría un beneficio económico, debido a los incentivos tributarios. En Guadualito, por ejemplo, los propietarios ya realizan labores de reforestación”, explica la investigadora Valbuena.

A las familias que habitan en la zona de influencia de los humedales Alisal y Guaguyá se les propone involucrarse en programas de manejo de residuos sólidos y el uso eficiente y ahorro del agua.

Finalmente, la U.N. acompañaría y aportaría en la dirección del proceso, toda vez que con la ejecución del plan de acción y el establecimiento de un cronograma se podrá construir el Plan de Manejo Ambiental para la recuperación de los humedales.

Como referentes para el proceso, los investigadores identificaron casos de éxito en los humedales Charco Azul, La María e Isaías Duarte Cancino, en Cali; y el humedal Timbiquí, en Palmira. Estos ecosistemas mostraban procesos avanzados de degradación y fueron recuperados a partir de políticas públicas y en colaboración con la ciudadanía.

El grupo de estudiantes trabajó en alianza con la empresa AMRES Consultores Ambientales y la CVC. La asignatura Estudios de Impacto Ambiental es impartida por la profesora Milly Janis Quintana en la U.N. Sede Palmira.

Noticia tomada de Agencia de Noticias UN.

Visto 192 veces Modificado por última vez en Lunes, 25 Junio 2018 14:15