Escudo de la República de Colombia
Jueves, 22 Noviembre 2018 20:22

Innovación y sostenibilidad en proyecto para reparación de víctimas

Mejorar el acueducto, establecer un humedal para el tratamiento de aguas residuales y obtener energía eléctrica con fuentes alternativas son algunas de las iniciativas en las que participarán 135 familias de la vereda El Arenillo.

  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-01 01 972e225b57
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-02 01 a8ea356900
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-03 01 d42354ff0c
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-04 01 8ba5ad7b7f
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-05 01 11918ed648
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-01 01 972e225b57
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-02 01 a8ea356900
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-03 01 d42354ff0c
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-04 01 8ba5ad7b7f
  • csm AgenciaDeNoticias-20181116-05 01 11918ed648

Alrededor de 30 personas de la comunidad participaron en la primera socialización del proyecto, en la que el grupo de investigación Prospectiva Ambiental, de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, les explicó a los asistentes punto por punto la propuesta de trabajo.

La intervención directa en el territorio avanzará durante los próximos 10 meses, luego de lo cual se realizará un acompañamiento a la comunidad para garantizar la sostenibilidad de las soluciones.

Además de implementar las tecnologías, el proyecto comprende una apuesta transversal por el fortalecimiento de capacidades y conocimientos sobre la gestión del agua, a través de talleres, recorridos, convites y jornadas de trabajo comunitario, además de metodologías pedagógicas como el desarrollo de obras de teatro en espacios como la Escuela Francisco Miranda.

El agua, eje de congregación

Uno de los componentes del proyecto consiste en instalar cinco cámaras rompe presión y renovar 400 m de tubería del acueducto de El Arenillo. Debido a que una parte de este sistema ha funcionado históricamente con mangueras, la intervención evitará que estas se sigan rompiendo por la presión del caudal y reducirá el desperdicio de agua, al permitir que las personas cierren las llaves en sus casas.

De otro lado, se instalará un macromedidor para determinar la cantidad de agua que se está utilizando y detectar posibles fugas en el acueducto. “La comunidad participará en el diseño, la construcción, el aprendizaje, la operación y el mantenimiento de las diferentes soluciones tecnológicas”, asegura la profesora Luz Stella Cadavid, coordinadora de Prospectiva Ambiental.

Un componente adicional es la creación de una base de datos geográfica en formato Google Maps para que la comunidad actualice la información de la vereda. En el mapa se encontrará la ubicación y el estado de las cámaras rompe presión, las bocatomas, las vías, los tanques y las tuberías del acueducto, además de datos suministrados por los usuarios sobre el agua que consumen en labores de riego y en la casa.

Lucero Villalba Díaz, presidenta del Comité del Acueducto de la parte baja de El Arenillo, destaca el entusiasmo de la comunidad con el proyecto: “para nosotros es importante el desarrollo comunitario, no solo por el beneficio que tenemos al evitar el desperdicio de agua, sino también la unión y el esfuerzo, porque todos trabajamos, pero sacamos tiempo para participar”, destaca la presidente.

Una de las tecnologías que más llamó su atención fue el establecimiento de un humedal artificial para tratar las aguas residuales a través de plantas y microorganismos, teniendo en cuenta que en la vereda no hay un sistema de alcantarillado ni de saneamiento básico adecuado.

Como parte del proyecto también se instalará una turbina en el acueducto y dos paneles solares para mejorar el acceso a energía eléctrica en la parte alta de la vereda.

Reparación colectiva

El proyecto es una de las intervenciones del programa Ideas para el Cambio, adelantado por Colciencias para llevar el conocimiento a las comunidades, de manera que estas lo utilicen en su transformación y en la solución de problemáticas. En la cuarta edición del programa se trabaja con 10 de las cerca de 300 comunidades víctimas del conflicto armado y sujetas a reparación colectiva existentes en el país.

Para el caso de El Arenillo, que padeció la ocupación del bloque Calima de los paramilitares y de las FARC, Prospectiva Ambiental, de la U.N., ganó la convocatoria sobre otros cuatro grupos de investigación que se presentaron desde diferentes instituciones. En cuanto a la financiación del proyecto, Colciencias aporta 180 millones de pesos y la U.N. Sede Palmira contribuye con 37 millones de pesos.   

“La paz, como dice la rectora de la U.N., hay que llevarla de los escritorios a los territorios; este es un muy buen ejemplo de cómo aportamos a la paz desde la Universidad, porque ponemos el conocimiento y nuestra capacidad de gestión al servicio de la comunidad”, declara la profesora Cadavid.

Noticia tomada de Agencia de noticias UN.

Visto 114 veces