Escudo de la República de Colombia

Estado no tiene conciencia de la calidad investigativa en las universidades

Los países más desarrollados invierten gran parte de su producto interno bruto en investigación, a diferencia de Colombia, donde la decreciente inversión en este campo dificulta el avance en la producción científica.

 

  • AgenciaDeNoticias-20171115-01 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-02 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-03 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-04 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-05 02-2
  • AgenciaDeNoticias-20171115-06 01
  • AgenciaDeNoticias-20171115-01 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-02 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-03 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-04 02
  • AgenciaDeNoticias-20171115-05 02-2
  • AgenciaDeNoticias-20171115-06 01

Así lo manifestó el Ph.D y profesor de la U.N. Sede Palmira, Jaime Eduardo Muñoz Flores, en la Cátedra Sesquicentenario. El docente fue enfático al afirmar que “al Estado le hace falta ser consciente de la calidad investigativa que existe en las universidades”.

El experto contextualizó sobre la importancia de los grupos de investigación de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), tomando como ejemplo el trabajo investigativo del Grupo de Diversidad Biológica.

Los estudios de este grupo se han centrado en la biología molecular, es decir, el análisis de moléculas importantes, como el ADN (Ácido Desoxirribonucleico), que contiene la información genética de los organismos, y el ARN (Ácido Ribonucleico) mensajero, que permite que la información se transporte a otras estructuras de la célula, como los ribosomas.

En estas, se realiza la síntesis de aminoácidos que finalmente van a formar las enzimas. En los animales, la información genética está en el ADN y, dependiendo de sus genes, pueden producir leche con mejores características, como resistencia a la coagulación y mayor porcentaje de transformación de leche en grasa.

Los análisis de estos investigadores se remiten a esa primera información, identificando y caracterizando la diversidad genética en plantas y animales. “Si una especie tiene una diversidad genética alta, sus probabilidades de sobrevivir son mayores”, explica el profesor.

Este grupo ha identificado cerdos que tienen el gen de estrés porcino. El hallazgo es útil para los productores, que pueden decidir no usar esos cerdos que transmitirían ese gen a su descendencia. Por otro lado, han establecido una colección de mora, conociendo su diversidad genética e identificando materiales superiores.

En frutales introducidos, como cítricos, de la mano de Corpoica Palmira, han logrado la caracterización de la diversidad genética de naranjas y mandarinas, identificando la relación entre patrones – que trabajan en la absorción de nutrientes – y la copa – responsable de dar el fruto –. Allí encontraron un patrón que permite aumentar el número de árboles por hectárea, consiguiendo una cosecha más sencilla con mayor productividad.

Actualmente, están trabajando en plagas y enfermedades en cultivos de plátano, identificando y aislando cepas de un hongo controlador de insectos, para atacar diferentes especies de picudos, que afectan las plantas de plátano.

Sumado a esto, están caracterizando morfológica y molecularmente los nematodos, otro controlador biológico. “La idea es obtener productos que puedan servir a los agricultores para enfrentar las afecciones de sus cultivos”, puntualizó el docente.

Más estudiantes, menos recursos

En la caso de la U.N., explica el docente, cuando se creó la Constitución Política de 1991, la Institución contaba con 32.000 estudiantes, número con el que se estimó un presupuesto para su funcionamiento. La cifra aumentó a 52.000 y, aunque también se ha incrementado el presupuesto de acuerdo con el índice de precios al consumidor, los recursos no son suficientes.

Solo en la U.N. Sede Palmira se pasó de tener cerca de 700 estudiantes, dos programas académicos, uno compartido con la Universidad del Valle, y pocos equipos de laboratorio, a tener 3.300 alumnos, siete programas de pregrado, diferentes maestrías y doctorados, y laboratorios con equipos de alta gama. No obstante, la Sede debe funcionar prácticamente con el mismo presupuesto de años atrás.

“Desde la U.N. Sede Palmira fomentamos el interés investigativo en los estudiantes desde los primeros semestres, para que se integren a los grupos de investigación”, agrega el académico.

El docente enfatiza que la U.N. se mantiene como la número uno en grupos de investigación a nivel nacional y tiene una buena posición respecto a los indicadores internacionales.

Tomado de Agencia de Noticias UN.

Visto 144 veces Modificado por última vez en Martes, 26 Junio 2018 21:21