Escudo de la República de Colombia

Cultura y divulgación, desafíos de la plaza de mercado colombiana

Desde el arte y los procesos de promoción de prácticas de consumo, expertos proponen alternativas para recuperar o mantener la vigencia de las plazas de mercado en el país.

  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-01 ec59faffc9
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-02 0585ab7fd0
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-03 73e8bc7993
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-04 c5399c986b
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-05 a67faf046d
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-01 ec59faffc9
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-02 0585ab7fd0
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-03 73e8bc7993
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-04 c5399c986b
  • csm AgenciaDeNoticias-20181107-05 a67faf046d

Julián Monsalve, profesor de la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín, asegura que “más que preservar las plazas exactamente como están, se trata de valorar su importancia cultural, biológica y estética. Debemos encontrar un equilibrio entre la tradición y la adaptación. Si algo no está funcionando bien, debemos pensar cómo cambiarlo sin que ello acabe con lo que hace especial a cada plaza”.

Durante el II Congreso Internacional de Innovación Social, desarrollado en la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira, el docente expuso que en un contexto de competencia con grandes superficies, las necesidades de las plazas de mercado del país van más allá de la infraestructura.

Tales demandas, dice, incluyen el fomento de hábitos de consumo de las personas y la divulgación sobre la calidad de los productos de las plazas, el papel de estos lugares para la sostenibilidad de la diversidad de especies vegetales y su importancia para la economía campesina.

En esa línea, María Teresa García Besné, titular de la secretaría de Extensión de la Universidad Autónoma de Querétaro, asegura que en México el arte inspirado en los mercados ha sido vital para mantener el respeto y la apropiación ciudadana alrededor de las plazas. Artistas como Frida Kahlo, Rufino Tamayo, María Izquierdo y Diego Rivera realizaron obras de gran repercusión.

“Las plazas son parte de lo que lucimos como mexicanos a los extranjeros. Se alojan en nuestra cosmovisión como espacios en los que todos somos iguales, en la medida en que allí vamos personas de todo tipo de características, desde la que llega en un Mercedes Benz hasta la que llega caminando”, destaca.

Galería en la Galería

Según la profesora Ángela María Londoño, de la U.N. Sede Palmira, más de la mitad de la producción agroalimentaria del país se concentra en 13 centrales mayoristas de abastos y en las plazas de mercado. En Cali seis plazas de mercado generan alrededor de 25.000 empleos directos o indirectos.

Sin embargo plazas emblemáticas como las de Corabastos y Paloquemao, en Bogotá, o la Galería Central en Palmira, funcionan inmersas en sectores urbanos deteriorados tanto económicamente como en seguridad.

Hasta finales de los años noventa Palmira contaba con cuatro plazas de mercado, mientras que hoy esa oferta se ha reducido a tres, pese al carácter agrícola del municipio y al incremento de la población. “El hábito de hacer mercado en las plazas se ha ido perdiendo en el municipio”, asegura la profesora Londoño.

Como una respuesta a estos procesos, con el proyecto “Galería en la Galería” se busca visibilizar la principal plaza de mercado de Palmira a través de una programación cultural que tendrá lugar allí y que incluirá talleres, conversatorios, muestras de productos artesanales y una exposición en la que se relata la historia de este espacio y su importancia actual para el municipio.

“Algunos habitantes de Palmira consideran la Galería Central solo como un espacio inseguro y sucio. Sin embargo esa idea cambia cuando se interactúa con la plaza y su comunidad. Entendemos la Galería como un espacio amable en donde tiene lugar un diálogo cultural y de intercambio de saberes”, asegura Kevin Fonseca, diseñador industrial de la U.N. Sede Palmira e integrante del equipo que adelanta el proyecto.

Desde su inauguración en 1953, la Galería Central ha evidenciado, entre otras dinámicas, la diversidad de cultivos del Valle del Cauca, el fortalecimiento de la producción agrícola que ocurrió durante los procesos de sustitución de importaciones, el impacto de la apertura económica adelantada durante la década de los noventa en Colombia y la llegada reciente de los comerciantes venezolanos.

El diseñador declara que “la Galería es un reflejo de lo que somos y de lo que fuimos. Queremos destacar la importancia de las plazas de mercado para el campo y la ciudad y proteger ese patrimonio desde los procesos culturales independientes”.

Noticia tomada de Agencia de Noticias UN.

Visto 264 veces