/**/
Escudo de la República de Colombia

En la celebración de esta fecha, enmarcada en el VII Festival Ambiental “Vive Sustentable”, se reconocieron los logros del Sistema de Gestión Ambiental (SGA), como la disminución del 63 % del consumo de agua, sobre todo potable, y el aumento del 40 % del reciclaje.

El SGA de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira se destaca como el referente para las otras sedes de la Institución por sus resultados en el cumplimiento de indicadores y normativas.

La U.N. se ubica en el puesto 45 entre más de 500 universidades, en el Green Metric, ranking que mide la sostenibilidad de estas instituciones; es tercera en Latinoamérica y la número uno en Colombia. En este campo, la Sede Palmira se destaca como pionera y líder en gestión ambiental.

“Han sido 10 años de recorrido por la gestión ambiental en la Universidad, que se notan en nuestro campus verde”, resalta la docente Luz Stella Cadavid, quien promovió, aportó en la consolidación y coordinó el SGA durante cinco años.

En la gestión integral de residuos ordinarios aprovechables se utilizan los puntos ecológicos en todo el campus, por lo que el reciclaje ha aumentado en más del 40 %. La medición del consumo energético, entre tanto, se redujo 10,5 % este año respecto a 2015.

Por otra parte, la gestión responsable del manejo y la disposición de los residuos peligrosos logró que actualmente el 100 % de estos se opere de forma adecuada y con gestores ambientales.

Un logro muy importante para el SGA fue obtener en 2015 la certificación de la norma ISO 14001 versión 2004, y sostenerla año tras año por demostrar que el sistema es eficiente y cumple con las normativas exigidas.

Exención de impuestos

Por el cumplimiento de las normas ambientales, la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca (CVC) otorgó un concepto favorable que, sumado a otros requisitos, hizo que la Alcaldía de Palmira le otorgara una exención de impuestos por 10 años a la U.N. en este municipio.

Esto ha permitido dar bonos de alimentación a los estudiantes y apoyarlos con las matrículas, en especial a aquellos de familias vulnerables: “se ve el beneficio que obtienen los jóvenes por tener una buena gestión ambiental en la Sede”, menciona la docente Cadavid.

También se destacó el grado de sensibilización y cuidado del ambiente que se ha generado en toda la comunidad universitaria, es decir estudiantes, docentes, funcionarios, administrativos y directivos.

Según el profesor Diego Fernando Mejía, coordinador del SGA, dentro de los retos del equipo de gestión ambiental está el de mantener la posición de la Universidad, cumpliendo los requisitos y parámetros que hacen que se considere una sede ambientalmente amigable y sostenible.

“Queremos continuar con el trabajo educativo y de concientización que se ha venido trabajando, para seguir acercando y comprometiendo a la comunidad universitaria con este trabajo”, expresa el coordinador.

Las labores encaminadas a la sostenibilidad energética, el uso de transportes alternativos como la bicicleta y el fortalecimiento de los programas del SGA son otras de las metas trazadas.

“Palmira es un ejemplo ambiental que puede ser replicado en los otros campus”, reconoce el coordinador nacional del SGA, Herney Ramírez Franco.

La docente Cadavid considera que el mejoramiento sostenido en el desempeño ambiental del SGA de la U.N. Sede Palmira es el resultado del trabajo colectivo de la comunidad universitaria y del compromiso del equipo de gestión ambiental.

Tomado de Agencia de Noticias UN.