/**/
Escudo de la República de Colombia

Pensando en ciudades como Palmira, donde es muy frecuente el uso de motos y bicicletas, estudiantes de Diseño Industrial crearon dos prototipos de maletines para facilitar el transporte del mercado y, simultáneamente, evitar el uso de bolsas plásticas.

 

Después de realizar encuestas, simulaciones, diseños y producción, dos grupos de estudiantes de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Palmira crearon sendos prototipos de maletines con compartimentos y secciones ajustadas a las necesidades de las personas cuando van a comprar productos de la canasta familiar.

El primero de ellos, llamado Get Bag y desarrollado por Laura Vanessa Nieva Ortiz, Leidy Johana Granada y Jhon Alexander Vela Fuertes, soporta hasta 12 kilos en el morral principal y 3 en el accesorio. Su uso está pensando especialmente para personas entre 20 y 35 años, los mayores usuarias de motos y bicicletas en la ciudad.

“El maletín tiene divisiones para separar los productos de aseo de los granos, las verduras, las frutas, la carne y la leche”, explicó la estudiante Granada, resaltando que el maletín cumple con las funciones que usualmente se les da a las bolsas plásticas, por lo cual representa un prototipo con beneficios ambientales.

El maletín está hecho de lonas impermeables, resistentes a condiciones ambientales; adentro trae un forro fácil de limpiar e incluye un bolso adicional para productos que requieran refrigeración.

Como resultado de las encuestas, los estudiantes decidieron diseñar el maletín con colores y materiales llamativos. Además se optó por diseñar un modelo fácil de transportar en una moto: “la estructura no es rígida sino que se adapta al cuerpo. Las correas se puedan ajustar para que el peso caiga sobre la moto y se libere al usuario de esa carga. Además, acomodando los broches, se puede reducir el tamaño para crear una forma cilíndrica para cuando está vacío”, explicó la estudiante Vanessa Nieva Ortiz.

Ride-Pack, multifuncional

Este maletín, diseñado por Lizeth Delgado, Adriana Melgarejo y Miguel Ángel Cardona, está compuesto por tres contenedores: un morral para la espalda y dos de ellos a los lados a manera de alforjas. Sus resortes y ganchos le permiten adaptarse y sostenerse con estabilidad en cualquier parrilla de bicicleta.

El morral tiene 45 cm de alto, 30 de ancho y una profundidad inicial de 20 cm, con la posibilidad de expandirse a 30. A estos se le suma la capacidad de los contenedores, cada uno de ellos con tamaño similar al del morral.

Los contenedores cuentan con una base rígida reclinable que impide el maltrato de la tela cuando se cargan pesos importantes; el sistema alcanzaría una capacidad máxima de cerca de 30 kilos. También son plegables para introducirlos en el morral y liberar espacio cuando no sean utilizados.

La manija de los contenedores tiene una platina de aluminio que da soporte y permite repartir mejor la carga.

El morral, diseñado con un compartimento para cargar elementos livianos como cereales, pastas y salsas, cuenta con un bolsillo invisible para la billetera o las llaves.

Según la estudiante Melgarejo, el usuario objetivo de este producto está entre los 17 y los 35 años. El sistema cuenta además con cintas y cordones reflectivos para la noche.

La “Encuesta de movilidad hogares Cali 2015” arrojó que en Palmira hay cerca de 165 motos, 101 bicicletas y 45 automóviles por cada mil habitantes, lo que demuestra que estos medios de transporte son los más empleados en la ciudad.

En la zona urbana de Cali y los cuatro municipios vecinos de su área de influencia (Candelaria, Jamundí, Palmira y Yumbo), el 7,8 % de los viajes se realiza para hacer alguna compra. En esta área de estudio, la encuesta encontró que el 1,3 % de los viajes se hacen en mototaxi, 4,5 % en transporte público colectivo, 5,4 % en bicicleta, 12,2 % en MIO, 13,4 % en automóvil y 17,9 % en moto.

Tomado de Agencia de Noticias U.N.